LA MEJOR DEFINICIÓN DE EXITO

LA MEJOR DEFINICIÓN DE EXITO

Salmo 139:13-16

LA MEJOR DEFINICIÓN DE ÉXITO.

business-idea-1240825_1280

Al hablar del éxito, es un término que tiene incalculables definiciones, cientos de conferencias, incalculables ejemplares se han escrito con referencia al tema del éxito. Conferencias por reconocidos motivadores se suscitan y se seguirán desarrollando en los próximos meses, años.

 

Todos buscan de una u otra forma el éxito. Algunos han definido el éxito, estableciendo características que determinan que alguien lo alcanzó o es exitoso.

 

Al hablar de éxito, surgen algunas interrogantes:

  1. ¿Pero puede el hombre por sí mismo alcanzar el éxito?
  2. ¿Qué es lo que define a alguien que es exitoso?
  3. ¿El éxito es solo para algunos, o todos pueden alcanzarlo?
  4. ¿Qué se requiere para ser exitoso?
  5. ¿A qué edad se puede ser exitoso?

 

Al analizar cada una de estas interrogantes, pareciera a simple vista que el éxito es un golpe de suerte que solo algunos seres humanos súper dotados lo pueden alcanzar.

 

Permítame en primera instancia amado lector definirle desde su etimología la palabra éxito.

 

Éxito: con origen en el término latino exitus (“salida”), el concepto se refiere al efecto o la consecuencia acertada de una acción o de un emprendimiento. Su raíz se hace más o menos evidente según el contexto en que usemos esta palabra, ya que muchas veces expresa “sobresalir”, “salir por encima de la competencia”, “salir de la oscuridad del anonimato“.

Note usted apreciado lector, que el termino sencillamente significa “salida”. Ahora bien, al analizar el término “salida”, surge en mí varias interrogantes:

 

  1. ¿de dónde se origina la salida? Toda salida tiene un punto de partida.
  2. ¿Con que propósito se da origen a la salida? Nada, ni nadie emprende su viaje sin tener objetivos claros.

wristwatch-1149669_1280

 

Al analizar y tratar de dar respuestas a estas interrogantes, quiero hacer énfasis en el factor humano, ya que toda persona desea en lo más recóndito de su ser, alcanzar el éxito.

 

Tal cual como definimos el término éxito, cuyo significado etimológico es “salida”, es pertinente que vayamos al libro de los libros tal como la definió el célebre Isaac Newton Físico inglés del siglo XVIII. “La Biblia posee más evidencias acerca de su autenticidad que cualquier historia profana”.

 

Uno de los textos de ese maravilloso libro, específicamente en el capítulo 139: 13-16, en la NTV (Nueva traducción viviente), afirma lo siguiente:

 

Tú creaste las delicadas partes internas de mi cuerpo y me entretejiste en el vientre de mi madre.  (Sal 139:13)

 

¡Gracias por hacerme tan maravillosamente complejo! Tu fino trabajo es maravilloso, lo sé muy bien.  (Sal 139:14)

 

Tú me observabas mientras iba cobrando forma en secreto, mientras se entretejían mis partes en la oscuridad de la matriz.  (Sal 139:15)

 

Me viste antes de que naciera. Cada día de mi vida estaba registrado en tu libro. Cada momento fue diseñado antes de que un solo día pasara.  (Sal 139:16)

 

¡Que maravilloso el leer estas palabras! Tú no eres un accidente en este planeta!

 

Quiero decirte, que naciste en el país perfecto, en el estado perfecto, del ovulo y espermatozoide perfecto, en el año, en el mes, la hora, el minuto perfecto que el Dios eterno determinó en su beneplácito que así fuese.

 

Fuiste previamente diseñado en la mente divina, fuiste observado minuciosamente por el creador cuando cada célula iba desarrollándose en el vientre de tu progenitora en el tiempo de gestación que el creador planificó con sumo placer.

 

No solo te observó, dice el texto que cada día fue escrito en su libro. ¡Poderoso leer esto! No solo eso, afirma que  Dios plasmó el número de tus días. El texto enfatiza que cada día se registró en su libro. Dios escribió una biografía de tu vida antes de que fueses manifestado en este planeta.

 

Cuando Dios escribió de tu vida, fue porque él primero te vio. El versículo 16 afirma “me viste antes que naciera”.  Tú  eres producto de la visión de Dios, Dios te concibió en su mente, y plasmó de ti la biografía, la historia que debes desarrollar en esta tierra.

 

Por lo tanto tu origen viene del éxito mismo. El éxito es Dios, por ende si tú procedes del Éxito, la naturaleza misma de quien es el éxito, tú eres sencillamente uno de los maravillosos pensamientos que el éxito mismo, es decir (Dios), expresó y seguirá expresando en un ámbito llamado planeta tierra.

 

Apreciado lector, el éxito no es algo, el éxito es alguien. El éxito es Dios, todo se origina en él y para él.

 

Por lo tanto la mejor definición de éxito eres tú. Si alguien le preguntara al creador ¿Dios, dame una definición de lo que es éxito? Sin duda alguna estoy seguro que Dios respondería, la mejor definición de éxito eres tú mismo.!!

 

Soy Ángel Paz, “Reformando en plenitud”.

Suscríbete a esta página. www.angelpaz.com.ve

 

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Artículos recientes
[_posts]